TF 500-serie
Recomendaciones de compra

Qué hay que tener en cuenta al comprar una motoazada

Las motoazadas resultan geniales para levantar el césped o para preparar un huerto para la siembra. Hemos recopilado algunos consejos que deberías tener en cuenta antes de adquirir una nueva motoazada.

Nuestra gama está formada por dos tipos diferentes de motoazadas: de fresas traseras y de fresas delanteras.

¿Tienes por delante un trabajo duro? Pues elige el de fresas traseras

Para áreas grandes y abiertas, la motoazada contrarrotatoria de fresas traseras y generosa anchura de trabajo es la más adecuada.

Las motoazadas de fresas traseras están diseñadas para tierra y césped compactos. Gracias a sus ruedas con tracción y sus fresas contrarrotatorias, estas máquinas levantan el suelo de forma muy eficaz. 

¿Vas a hacer un poco de jardinería menor? ¡La de fresas delanteras es la tuya!

Las motoazadas de fresas delanteras son adecuadas para trabajos de jardinería pequeños, como la preparación de parterres y huertos. Estas motoazadas se impulsan mediante las fresas y están disponibles con anchuras de trabajo de 24 a 85 cm. Los modelos más pequeños son perfectos para espacios ajardinados reducidos y también pueden equiparse con accesorios para diversas tareas de jardinería.  

Motoazadas

Más información sobre nuestras motoazadas

Más información

Recomendaciones generales al adquirir una motoazada

Para tareas de jardín variadas, puedes plantearte la compra de una motoazada de fresas delanteras con accesorios para quitar el musgo, rebordear, escarificar y arar. Si tienes muchas parcelas de huerto pequeñas y parterres en el jardín, debes asegurarte de que la motoazada que elijas incluye asas o ruedas de transporte. Para una maniobrabilidad y un control óptimos, nuestras motoazadas incorporan marcha atrás.