Guía de compra para recortadoras

La recortadora se usa para cortar los bordes del césped a los que no llega el cortacésped. Una recortadora con un tubo curvo se suele usar para cortar fácilmente alrededor del césped y de los lechos de flores. Las máquinas con tubos rectos y engranajes cónicos se usan para trabajos más exigentes, pues facilitan el acceso bajo los setos, arbustos y similares. Como accesorios, las recortadoras de tubo recto pueden acoplar un manillar en J que evita que el usuario tenga que acercarse demasiado a la unidad de corte. Si se está trabajando con una cuchilla de hierba, es preciso acoplar siempre el manillar en J. Si quiere que su recortadora realice más tareas en el jardín, escoja una con tubo desmontable. Además de su facilidad de almacenamiento, son auténticas máquinas multiusos que pueden contar con varios accesorios como cortasetos, soplador, recortabordes, podadora o cepillo.

Factores que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una recortadora:

  • Su recortadora debe tener una gran potencia y una aceleración rápida para la máxima eficacia.
  • La máquina debe tener mangos cómodos.
  • El motor debe tener un arranque fácil.
  • La recortadora debe pesar lo menos posible.