Método de corte escalonado

Se denomina así debido a la manera en que los cortes y la fractura forman un escalón. El método consiste en retirar el árbol del tocón o del lugar donde está enredado con su extremo inferior clavado en el suelo. El tronco deberá contar con una adecuada superficie de deslizamiento y caerá sin problemas.

Siga los pasos indicados a continuación:

1. Coloque ramas y troncos en el suelo delante del árbol para formar una superficie deslizante.
2. Efectúe un corte en la parte posterior del árbol hasta una pro­fundidad de aproximadamente la mitad del diámetro del tronco. Iguale el corte en el lado opuesto en caso de que la longitud de la espada sea inferior al diámetro del árbol. Corte un chaflán en la parte frontal del tronco. (Flecha 1)
3. Inserte una cuña para evitar que la motosierra se atasque en el corte.
4. Efectúe el siguiente corte desde la parte frontal de modo que quede paralelo al corte anterior, solo que a una altura de entre 3 y 5 cm por debajo del corte anterior. Efectúe el corte hasta la mitad del diámetro del tronco. (Flecha 2)
5. Golpee la cuña para introducirla en la ranura hasta que las fibras de la madera se partan entre los dos cortes efectuados. Normalmente, el tronco resbalará del tocón en ese momento.
6. Haga palanca en el árbol utilizando una rama o vara de 2 a 3 m de longitud en la dirección de desplazamiento hasta que el árbol consiga caer.
7. Si el árbol no consigue soltarse, vuelva a efectuar el procedimiento desde el paso 1.

Nota: será importante que ambos cortes no se efectúen a una altura excesiva en el tronco, ya que el árbol podría "troncharse" en el punto de fractura. Asimismo, tenga en cuenta que el tronco podría separarse antes de lo previsto. Por lo tanto, nunca se coloque en la dirección de desplazamiento y menos debajo del tronco. Si el árbol está excesivamente enredado, deberá utilizar un tractor, cabrestante u otra máquina.

¡ADVERTENCIA!

Nunca tale un árbol hacia donde ya hay enganchado otro árbol.

¡ADVERTENCIA!

Nunca intente talar un árbol sobre el que ya hay otro árbol enganchado.

¡ADVERTENCIA!

Nunca trabaje en la zona de peligro ­correspondiente a un árbol enganchado.