Guía de compra para cortacéspedes

Cuanto más largo sea el césped, mayor será la anchura de corte.

Al comprar un cortacésped, lo primero que hay que pensar es el tamaño del césped y el modo en que se quiere cortar. Cuanto más largo sea el césped, mayor será la anchura de corte.

Los cortacéspedes con sistema recogedor proporcionan resultados limpios y ahorran tiempo, puesto que no se tiene que recoger la hierba cortada al acabar la tarea. También puede emplear el sistema recogedor para las hojas del otoño. Asimismo, la recolección es una buena técnica para evitar reacciones alérgicas y minimizar la dispersión de las malas hierbas.

El sistema BioClip® (trituración) es ideal si busca resultados de primera y corta el césped a menudo. Los pequeños recortes de hierba fertilizan el césped y hacen que resista mejor la sequía.

Los cortacéspedes con sistema recogedor proporcionan resultados limpios y ahorran tiempo, puesto que no se tiene que recoger la hierba cortada al acabar la tarea. También puede emplear el sistema recogedor para las hojas del otoño. Asimismo, la recolección es una buena técnica para evitar reacciones alérgicas y minimizar la dispersión de las malas hierbas.

Factores que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un cortacésped:

  • Escoja la anchura de la unidad de corte en función de la superficie de su césped.
  • Si su jardín es de un tamaño medio, le recomendamos comprar un modelo autopropulsado.
  • Si su jardín es de un tamaño medio y prefiere hacer algo de ejercicio mientras lo corta, le recomendamos un cortacésped manual.
  • Si su jardín es pequeño, le recomendamos un cortacésped manual, libre de emisiones y que no molestará a sus vecinos.
  • Si no está seguro del sistema de corte que se ajusta mejor a su césped y a sus hábitos de corte, escoja un cortacésped con diferentes sistemas de corte: expulsión, recolección y BioClip® (trituración).